Agresores sexuales

DSCF5275 (1)

Carlos Rodríguez Nichols

Según datos oficiales del Poder Judicial de Costa Rica, alrededor del 40 % de los condenados por abusos a niños no son penalizados. Esto, sin contemplar a los privados de libertad por el mismo delito que manipulan y tergiversan la verdad con el único fin de escapar a la pena impuesta. Los estudios muestran que la gran mayoría de los abusos son fruto de relaciones sexuales con miembros de la propia familia: padres, padrastros, tíos y abuelos. Parientes cercanos que no solamente agreden y violan a menores, sino que les imponen pactos, juramentos y amenazas en caso de hacer público el secreto. Por eso, el abuso no se limita exclusivamente al daño físico sino también a las secuelas psíquicas en la joven obligada a guardar silencio.

¡De eso no se habla!… Esa es la sentencia que impone el ofensor a la adolescente forzada. Y, si finalmente sale la verdad a la luz, en repetidas ocasiones es descalificada por los mismos familiares; si bien, por tener una relación de codependencia con el agresor, o, por estar en silenciosa complicidad con el victimario en esta abusiva conducta. Agresores sexuales a los que en numerosas ocasiones se intenta absolver o encubrir, especialmente, si se trata de aquellos con cierto reconocimiento económico. En la cima social, con frecuencia se excusa el comportamiento de los ofensores atribuyéndole la responsabilidad a la víctima, a quien, recurrentemente, se le inculpa un desorden psíquico. Efectivamente, muchas de ellas sufren un desequilibrio emocional fruto del abuso que han sido testigo.

Esta cruda realidad no solo involucra a las jóvenes embarazadas y la vida interrumpida de seres en formación, sino también a antisociales que violando a menores penetran a la fuerza en lo más íntimo de la subjetividad infantil y de indefensas adolescentes incapaces de huir de las garras de estos viles depredadores. Lacras sociales inermes ante las consecuencias físicas y emocionales de sus impúdicos actos en las víctimas. Muchos de ellos, con una estructura psíquico perversa que les impide desarrollar empatía por el otro ni responsabilizarse por sus retorcidas acciones.

En caso de ser condenados deben cumplir penas relativamente insignificantes en relación al daño causado; condenas, en la que supuestamente se les rehabilita de cara a una reinserción social. En otras palabras, se intenta socializar lo insociable e integrar a la cultura esta suerte de bestialidad instintiva.

Por eso, en casos de violación, la interrupción del embarazo de forma voluntaria debe ser legalizado sin miramientos. En la mayoría de las naciones occidentales hay conceso acerca de legalizar el aborto cuando existe evidencia de malformación fetal y situaciones que ponen en peligro la vida de la madre. Sin duda, los embarazos de menores son considerados de “altísimo riesgo” ya que el sistema reproductivo de la niña no tiene la madurez necesaria para gestar una vida. Esto, sumado a las posibles secuelas psíquicas en la agredida y las derivaciones genéticas que implica una gestación incestuosa fruto de violaciones intrafamiliares. Asimismo, las jóvenes agredidas deben contar con un sistema de salud que vele por sus vidas y les brinde apoyo emocional y social tanto antes como después del detenimiento del embarazo. También, si es necesario, se debe reubicar a la víctima o impedir el acceso del agresor en caso de haber sido abusada por un pariente intrafamiliar.

De ahí, la importancia de abrir el tema a la sociedad sin tapujos ni recatos. Hay que romper el silencio de miles y millones de menores violentadas en lo más profundo de su ser. Para ello, se requiere un compromiso multidisciplinario que eduque y también escuche el dolor de estas adolescentes presas de seres perversos en el seno de su propio entorno.

                                                  

 

 

 

 

 

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

México da un paso a la izquierda

Carlos Rodríguez Nichols                           DSCF5275 (1)

López Obrador finalmente logra la presidencia de una de las economías más medulares de Latinoamérica. Después de dos frustrados intentos, a partir del primero de diciembre será el nuevo inquilino de Los Pinos. Según cifras oficiales, es el candidato más votado de la historia mexicana con un amplio respaldo en las dos Cámaras. Sin embargo, sus opositores lo tildan de farsante nacionalista por confabular con poblaciones tan diversas como intelectuales, por un lado, e incultos religiosos populistas, por otro, con tal de conseguir su afanosa meta presidencial.  Al final, recibió un contundente apoyo de diferentes sectores de la sociedad, mayormente de aquellos entre veinte y cuarenta años, y del grueso de la ciudadanía hasta el hartazgo de abusos y excesos de los partidos tradicionales. A partir de hoy, su mayor reto es unificar a tirios y troyanos en una nación convulsa desde diferentes aristas. Es entonces, cuando se pondrá a prueba su habilidad conciliadora sin que lo obnubile el éxito electoral. ¡La historia es testigo de personajes qué encandilados por su propia luz, de tanto esplendor, terminan dando palos de ciego!

Su controversial carrera política evolucionó de aquel discurso de izquierda extrema a una retórica izquierdista más moderada, aunque defensor sine qua non del Estado proteccionista. El tiempo dirá si se trata de uno más de los tantos anacrónicos izquierdistas regionales o de un político de izquierda con una visión contemporánea del mundo globalizado. Su gobierno, según propone, estará dirigido al sector menos privilegiado de la sociedad, a las futuras generaciones, a los pequeños empresarios y agricultores, y también a la infraestructura, industria y producción petrolera como principales fuentes de crecimiento económico y laboral. En otras palabras, López Obrador parece ser una suerte de relectura del populismo izquierdista latinoamericano con una visión menos radical que la de los déspotas venezolanos y sus oportunistas aliados. Sin más, una insondable caja de pandora de la cual puede salir tanto sapos y culebras como un cúmulo de beneficios.

Le espera enfrentarse a un país con altos niveles de violencia y corrupción, calles llenas de delincuencia, organizaciones criminales dirigidas por caudillos del narco, y secuestros y extorsiones que convierten a México en una de las naciones más peligrosas del mundo. Por tanto, el recién elegido candidato presidirá un país marcado por una impunidad generalizada que atraviesa la colectividad de forma transversal. Despotismo e ilegalidad que permea la institucionalidad nacional desde las cumbres de la casa presidencial hasta los desprestigiados medio mandos intentando enriquecerse en cada sexenio. En otras palabras, México estrena cada seis años una nueva casta política de nuevos ricos.

Sin afán de ensombrecer al futuro presidente, difícilmente podrá escapar a una estructura política a la que se le adjudica toda clase de atributos menos transparencia y rectitud. Una dinámica que involucra “compadres” y negocios al margen de la ley en un verdadero festín de tramposas utilidades personales y partidistas.

En el campo internacional, la relación de Trump y López Obrador se perfila no menos que agria, áspera y sinuosa. El incierto entendimiento entre ambos Jefes de Estado dependerá en gran parte de la facultad negociadora y las herramientas diplomáticas del próximo presidente mexicano; capacidades que el gobernante estadounidense a todas luces carece. Sin duda, López Obrador no será una ficha plegable ni acomodadiza a las exigencias de Washington, si bien, en repetidas ocasiones ha manifestado una postura muy crítica hacia los abruptos y conjeturadas medidas impuestas por el inquilino de la Casa Blanca.

En todo caso, se esperaría un fortalecimiento de las relaciones entre México y las naciones miembros de la Alianza del Pacífico, como también un acercamiento comercial con Brasil y Argentina, las economías sudamericanas de mayor peso continental, aunque gobernadas por mandatarios con ideologías contrarias a la del reciente electo presidente mexicano.

Ideológicamente, Andrés López Obrador no cuenta en la actualidad con el respaldo de una izquierda regional fortalecida. En el último lustro, la mayoría de los países de América del Sur han girado políticamente hacia la derecha, dejando atrás las décadas kirchneristas, el auge y decadencia del Partido de los Trabajadores brasileño, los mandatos de Correa en Ecuador y, obviamente, la fracasada, pero aún en pie, revolución bolivariana auspiciada por el extinto Hugo Chávez y sus farsantes secuaces; entre ellos, el dictador nicaragüense luchando por todos los medios posibles para conservar su corrupta armazón gubernamental.

Ante el convulso panorama interno y extrafronterizo, López Obrador tendrá que decidir si apuesta por una apertura global con los defectos y bemoles que esto implica, o presidir un Estado proteccionista en la que el abuso y el exceso no se diferencia del más desvergonzado de los capitalismos. La gran incógnita es si realmente tiene la capacidad para controlar la corrupción de uno de los países más corruptos del planeta, beneficiar a los menos privilegiados, frenar la narcoviolencia y, al mismo tiempo, mantener los resultados macroeconómicos que se espera de una de las economías más importantes de América. Ardua tarea de llevar a cabo que fácilmente puede desdibujarse en ilusorias promesas de campaña imposibles de concretar.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

El aborto

Carlos Rodríguez Nichols                           DSCF5275 (1)

Argentina recientemente aprobó la interrupción del embarazo voluntario. La ley aprobada por la Cámara de Diputados establece que el aborto es legal hasta las catorce semanas de embarazo, y se aplica solamente si es fruto de violación, peligro de salud de la madre o mal formación fetal. A pesar que la legislación no menciona específicamente los embarazos de menores de edad producto de relaciones incestuosas intrafamiliares, esta realidad es atribuida a un número importante de adolescentes sin distinción de clase social, principalmente en países tercermundistas.

Sin duda, la reforma del aborto abre la posibilidad a un debate participativo de diferentes sectores de la sociedad. En otras palabras, una medida que debe de incluir protocolos del sistema educativo y salud pública, más allá de las valoraciones éticas y morales en cuestión. A estas alturas, no se trata de mitos culposos, pecados y excomulgación cristiana. Es una coyuntura lo suficientemente seria y profunda que no solo atañe los conceptos de bien y mal de los sectores ultra conservadores o, en contraposición, de ideologías permisivas a cambios sociales algunas veces sin mayor evaluación de las posibles consecuencias colaterales.

Por tanto, la ley de interrupción del embarazo de forma voluntaria no puede verse solamente como una victoria feminista o soberanía de la mujer sobre su aparato reproductivo. Claro, es evidente qué desde este punto de vista, la legalización del aborto permite a las mujeres la posibilidad de aceptar responsablemente la maternidad o, en caso contrario, renunciar a ella en situaciones adversas. No obstante, no es una situación que concierne exclusivamente a la embarazada. Hay una vida en proceso de formación.

Un ser meritorio de respeto que se diferencia de los miles de objetos materiales desechables a simple antojo de los usuarios. No es un teléfono móvil en desuso, un mueble apolillado o un saco de ropa vieja. A las catorce semanas de embarazo el feto tiene una estructura interna y externa con funcionamiento cardíaco y renal. Obviamente, un ser en formación aún carente de la madurez de sus órganos vitales necesaria para salir al mundo y constituirse como ser humano en todo el amplio sentido de la palabra: un ser dotado de vida, aunque dependiente de Otro que lo sustente y le facilite un desarrollo óptimo.

Por eso, no se trata solamente de legalizar el aborto. Se requiere un equipo multidisciplinario que formalice la educación sexual desde una perspectiva científica, humanista y emocional. Formación a los niños y adolescentes ante una incuestionable realidad de la vida: la reproducción humana es fruto de las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer. Esto implica preparar a los jóvenes de cara a una paternidad y maternidad responsable en aras de mejores oportunidades para ellos y ulteriores generaciones.

La educación es pieza clave para evitar embarazos no deseados y la interrupción de la gestación de forma voluntaria con las consecuencias fisiológicas y emocionales que esto implica. La educación como instrumento de formación que enseña, instruye, afina, cultiva y civiliza. Por tanto, es inadmisible qué en la era tecnológica actual con una masiva oferta de programas televisivos basura al alcance de gran parte de la población infantil y adulta, aún se pretenda mantener la sexualidad como tabú o un mito del que se evita ahondar. La pornografía existe, las relaciones sexuales adolescentes son una realidad innegable, y el abuso de menores es una verdad tan cruda y perversa que la mayoría rehúsa hablar de ello.

Ante este desfase, la humanidad no puede continuar viviendo en dos frecuencias absolutamente antagónicas: por un lado, la información sin límite en internet y redes sociales y, por otro lado, una anacrónica retórica religiosa como si el mundo se hubiese detenido en pleno siglo diez y nueve. Es necesario entender qué la sociedad occidental contemporánea gira en torno a la libertad y que la estructura familiar se ha des-construido del paradigma tradicional para reconstruirse de maneras inimaginables años atrás. Por eso, ahora más que nunca, es preciso hablar abiertamente de las realidades sociales y no insistir en tapar el sol con el pulgar derecho; eso, solo obstaculiza la propia mirada. Entre más claro y de frente se mire la verdad, mejores herramientas se tendrán para edificar una sociedad digna dentro de los parámetros existentes. Es imposible regresar al comportamiento social y cultural de décadas pasadas, y, el que insista en ello permanecerá rodeado de irrelevantes seguidores. En otras palabras, el mundo no se detiene ni involuciona según los conceptos descontextualizados de muy pocos.

Por lo tanto, la decisión de la Cámara de Diputados de Argentina con una importante repercusión regional debe acatarse según los principios democráticos impuestos por la mayoría. Sin embargo, esta disposición no es motivo de histriónicos festines callejeros ni de victorias de género. Burdas manifestaciones que hacen caso omiso al respeto que merecen las miles y millones de vidas interrumpidas según la voluntad de progenitores incapaces de brindar un entorno físico y emocional adecuado a sus descendientes.

Sin duda, no todas las personas cuentan con las herramientas subjetivas para dar vida y responsabilizarse por la crianza de un hijo. De ahí, la importancia de una instrucción formativa de la sexualidad sin recatos moralistas que impidan comprender las serias secuelas y derivaciones que supone la interrupción voluntaria del embarazo.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Nicaragua al rojo vivo

Carlos Rodríguez Nichols

El pueblo nicaragüense vive una de los capítulos más dolorosos de su azarosa historia. A lo largo del último siglo han sido testigos de brutales represiones autócratas tanto de la ultra derecha como de esa izquierda marxista leninista a la medida del agonizante chavismo bolivariano. Burdos asaltantes de las arcas del Estado a costas del sufrimiento e irrespeto a los menos privilegiados. Un festín mercantilista de sinvergüenzas tiranos que valiéndose de falsas retóricas y políticas represivas le han negado las necesidades básicas a la mayoría de los ciudadanos: vivienda digna, un sistema de salud respetable y  escolaridad medianamente aceptable.

Si la dinastía Somoza fue considerada un vergonzoso ultrajo a los derechos del hombre, la autocracia impuesta por la sociedad política Ortega-Murillo supera con creces la impudicia y desfachatez de sus antecesores. Y, si algo tienen en común ambos regímenes es el historial de corruptas negociaciones y caudales económicos al margen de la ley. Pero, ahora no se trata de recordar los abusos del pasado para minimizar los horrores del presente. Ya aquellos, hace cuarenta años, pagaron con sus propias vidas la desvergüenza generacional y la sangre derramada por los entonces defensores de la libertad.

La misma libertad que hoy reclaman jóvenes estudiantes, campesinos e incluso algunos oportunistas empresarios. Vulgares mercaderes que con tal de engrosar sus patrimonios personales se hicieron la vista ciega frente a los abusos de poder del matrimonio presidencial. No es que desconocían lo que se guisaba a a fuego lento. Claro que estaban al tanto de los hechos. Pero, el afán de enriquecimiento fue lo suficientemente fuerte para indultar en cómplice silencio los obscenos pasos del dictador y de la primera camarada. Ahora, unos y otros, tienen que engullir la pócima que ellos mismo fermentaron durante décadas. En otras palabras, la situación actual de Nicaragua tiene muchos tentáculos, miles de pies y millonarias ramificaciones repartidas entre muy pocos ante la complacencia de la élite gubernamental. Por eso, alzar la voz que por años callaron no alcanza para derrocar al sátrapa comandante, el socio silencioso de un pujante sector de la población.

Y, mientras estos inmorales codiciosos se terminan de repartir el jugoso botín, los descamisados se juegan la vida en motines y balaceras callejeras: esos “nadie” sin fortuna personal ni ilustres apellidos, sobrevivientes marginales que despiertan y anochecen al borde del abismo. Seres humanos luchando por salvar lo poco que les queda de subjetividad, rehusando a ser objeto y rapiña instrumental de esta engañosa revolución social.

El gobierno de Daniel Ortega, en franca caída libre, tiene la osadía de descalificar a los miles de heridos y centenares de muertes llevadas a cabo por cuadrillas de asesinos financiadas por la misma pareja presidencial. Una mentira institucionalizada que no parece tener un claro desenlace; porque, en este atropello a la verdad muchos han manoteando a diestra y siniestra sin el menor recato. Tan así, que no hay diálogo que prospere mientras estén presentes “ciertos” miembros del clero y dirigentes empresariales, algunos de ellos, copartícipes de esta escandalosa glotonería mercantilista. Sin más, una piñata financiera al servicio de vulgares y lenguaraces mandatarios actuando a sus anchas, ante el miramiento distraído de encubridores colegas y asociados.

DSCF5275 (1)

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Amores de un día

Carlos Rodríguez Nichols

La histórica cumbre entre el dictador norcoreano y el presidente estadounidense tiene más de propaganda política cortoplacista que de razonamiento estratégico a largo plazo. Propaganda que refuerza los posicionamientos personales de ambos mandatarios frente a la base electoral republicana estadounidense y ante al reprimido pueblo de Corea del Norte. Desde un punto de vista estrictamente político, el inquilino de la Casa Blanca cumple con una de sus promesas de campaña y, en el otro lado del Pacífico, el brutal dictador engaña a su pueblo con retóricos sofismos y ensueños de un futuro con sabor a libertad.

Sin afán de menoscabar el esfuerzo de Corea del Sur por pacificar la península coreana, el gran ganador de este cónclave es el autócrata norcoreano que finalmente logró el tan deseado reconocimiento mundial como potencia nuclear. Más que una reunión en honor a la paz, fue la puesta en escena del potencial nuclear de Pyongyang ante el mundo entero, constatando la amenaza atómica del régimen comunista coreano a nivel global. Sin más, un cara a cara entre dos acérrimos enemigos sonriendo e intercambiando promesas vagas y acuerdos vacíos de contenido.

En el fondo no es más que la mixtura de egos, inmadurez política y exiguas herramientas diplomáticas de dos controversiales personajes que constantemente desafían el orden internacional. En cuestión de meses, pasaron de insultantes epítetos y mutuos agravios a desproporcionadas alabanzas. Al extremo que el volátil presidente de Estados Unidos recientemente llamó a su homólogo norcoreano “hombre de gran nobleza que ama a su pueblo”; obviamente, haciendo caso omiso de los genocidios y atrocidades cometidas por el régimen del joven dictador. ¡Sin duda, es mejor este absurdo teatro que el atroz escenario nuclear con inenarrables consecuencias globales!

Sin embargo, la cumbre del pasado martes fue la escenificación de un reacomodamiento de poderes mundiales. Coyuntura que no se limita exclusivamente a Washington y Pyongyang, sino, comprende los intereses de las grandes potencias regionales. Tanto así, que el dictador norcoreano antes del encuentro con Trump se reunió en dos ocasiones con el presidente chino. Y, para terminar de evacuar cualquier duda, llegó a la cumbre de Singapur en un avión privado de Air China facilitado por el presidente chino. A todas luces una constatación del respaldo y participación del gigante asiático en este ajedrez político. También, por si fuera poco, dos días antes de la histórica cumbre, el jefe de Estado de China condecoró a Vladimir Putin con la medalla de oro, símbolo de la estrecha relación entre ambas potencias y el reconocimiento a Putin como mejor amigo del potentado asiático. En este juego de poderes y estrategias nada es casualidad ni tampoco gestos al azar. Todo está muy bien calibrado de cara al expansionismo geopolítico de Moscú y Pekín a nivel mundial. Principalmente, ahora que Estados Unidos pone en marcha políticas proteccionistas contrarías a los tratados comerciales internacionales.

Ejemplo de esto fue la pasada cumbre del G7 en Canadá. Un absoluto fiasco diplomático enmarcado por las rabietas y ataques de ira del insolente presidente estadounidense. Irresponsable desprecio de Washington a sus más cercanos aliados que abre el espacio a nuevas negociaciones con otros actores internacionales: particularidad que sin duda favorece el posicionamiento de Pekín y Moscú ante las naciones europeas en materia comercial. En otras palabras, la política aislacionista estadounidense está posibilitando el ascenso y fortalecimiento de las potencias asiáticas en la arena política internacional, circunstancia, en la que Rusia y China sacan máximo provecho de la salida de Washington del acuerdo climático global, el rompimiento con las naciones del Pacífico, la demolición al tratado nuclear con Irán y, una vez más, la tilinte relación existente entre Europa, México, Canadá y Estados Unidos.

Por otro lado, es tal la necesidad de Europa de un reacomodo a corto plazo que la canciller alemana, el presidente francés y el Jefe de Estado ruso se reunieron con el fin de acercar posiciones ante una posible y cada vez inminente guerra comercial con la primera potencia mundial. Esto, sumado al viaje de Putin a Austria donde fue recibido con honores por el jefe de gobierno austriaco. Visita oficial en la que el Kremlin consolidó tanto el apoyo de Viena como el del nuevo gobierno de Italia, que fervientemente abogan por retirar las sanciones impuestas a Rusia tras la anexión de Crimea.

Por tanto, detrás del cinematográfico espectáculo de la alfombra roja en Singapur y los farsantes complementos del mandatario estadounidense a Kim Jung, ¡las naciones más ricas del mundo bullen de escozor, en este tóxico cocido a fuego lento!

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Pedro Sánchez, más maromero que trapecista

Después de cuatro años valiéndose de toda clase de artimañas, pactos y asociaciones por conveniencia, finalmente logró convertirse en el nuevo inquilino de La Moncloa.  Por esas raras volteretas del destino, uno de sus tantos tiros al aire rozó el vértice de la diana política transformándolo a última hora en presidente del gobierno de España. Su anhelada obsesión se hizo realidad. Aunque, según los nublados del día, se pronostica una engorrosa gestión al tener que gobernar en minoría y depender de otras fuerzas políticas.

Sánchez ha sido considerado un líder de medias tintas incluso dentro de su propio partido. La prueba de esto dicho es que en las últimas dos elecciones obtuvo los peores resultados de la historia del PSOE. Y, la única razón por la cual se pudo volver a postular fue debido a la feroz mediocridad de los otros aspirantes. Al final de cuentas, la insistente y obcecada personalidad del ahora presidente español terminó ganándole a la carambola interna del partido. La moción de censura a Rajoy no fue otra cosa que una maniobra oportunista; la cual, en un principio, ni sus más allegados apostaron por ella. Claro, para conseguir la mayoría necesaria y decapitar a Mariano Rajoy tuvo que hipotecar dignidad, lealtad y principios. En otras palabras, ¡en meretricio de valores y creencias se vendió al mejor postor con tal de pisar moqueta presidencial!

Ahora está obligado a cumplir lo prometido. Esos secretos de alcoba que nunca hizo públicos, pero quedaron estipulados ante la risible nomenclatura de “trato de caballeros”. El problema no es saltarse lo ofrecido, algo habitual en el nuevo presidente de gobierno, sino la urgente necesidad de apoyos de sus convenidos aliados para legislar. Concordados tan diferentes entre sí, como ciudadanos de distintos continentes, razas y costumbres. Un menjurje de independentistas, anticapitalistas, constitucionalistas y comunistas, unidos circunstancialmente para cercenar a Rajoy y truncarlo de la escena oficial.

Por eso, más que un respaldo a Sánchez fue el repudio generalizado a la corrupción escandalosa del partido popular. Descomposición que se remonta a la Administración de José María Aznar en la que el hoy expresidente Rajoy ocupó posiciones muy cercanas al entonces jefe del gobierno. Factura sobre la cabeza de Rajoy interpretada por muchos como complicidad silenciosa o, en el mejor de los casos, un descuido a gritos al no enterarse de las triquiñuelas y abusos de poder en su entorno más cercano. En el fondo, su gran flaqueza fue la absoluta incapacidad para frenar el asalto a las arcas públicas y partidistas llevadas a cabo por ministros y cabecillas de su mayor confianza. Comportamiento que lo involucra, por activa o por pasiva, en la médula de estos tropiezos al margen de la ley. Conductas deshonestas que de igual forma se producen, y con demasía, en el partido socialista español. Pero, que en este último también delinquen, no justifica el acto impúdico y escabroso del partido popular al mando del gobierno durante los últimos siete años. En otras palabras, ninguno de los dos bandos está para dar lecciones de ética ante el vergonzoso historial que cargan sobre sus espaldas: insolentes atracos frente a un electorado cada vez más aprensivo frente a los partidos tradicionales.

Esto hace que el escenario político español se vislumbre todo menos pacífico y halagador. Más bien, una guerra en la que las fuerzas enemigas refugiadas bajo el mismo techo intentan aniquilarse unas a otras de cara a las elecciones generales del dos mi veinte. Sin duda, el partido popular debe realizar una profunda autocrítica y eliminar de sus filas a una serie de actores deshonestos, independientemente que se trate de colaboradores cercanos. Ahora, les queda por delante la ardua tarea de depurar la agrupación, una limpieza que implica terminar de destronar a los supuestos intocables que por años han silenciado los abusos de autoridad; esos, que han hecho caso omiso del peso de la ley y el castigo del electorado.

En la otra vereda, el PSOE lo tiene harto complicado. El partido socialista no está en el poder desde de la Administración Rodríguez Zapatero, la cual, es considerada la peor gestión de la democracia española debido a sus nefastas medidas populistas. Irresponsables políticas que sumadas a la crisis financiera internacional del 2008 dejaron a España al borde de un rescate económico a nivel griego ateniense.

El nuevo inquilino de La Moncloa debe liderar un equipo de gobierno que haga frente a la alarmante situación política y social de Cataluña de acuerdo a los mandatos constitucionales, y, al menos, mantener los ventajosos índices macroeconómicos heredados del anterior gobierno. Coyunturas que no son temas menores. Todo esto, ahondado a un contexto internacional marcado por amenazas nucleares, crisis migratoria, desequilibrio de poder geopolítico, calentamiento global y organizaciones extremistas en estrecha relación con las hegemonías de Oriente Medio.

Ante este panorama, Pedro Sánchez debe dejar egos y vanidades de lado y llamar a elecciones generales anticipadas en lugar de intentar gobernar en minoría con un escaso número de escaños a su favor. Es evidente que los apoyos recibidos de partidos opositores para defenestrar a Rajoy no necesariamente se traducen en votos para legislar. En ese caso, es mejor salir por la puerta grande a tiempo que intempestivamente por el patio trasero a destiempo. Qué lo diga Rodríguez Zapatero, qué debido a su pésima Administración no consiguió el respeto nacional para posicionarse entre los grandes del engranaje democrático español, ni mejor asesoría en el extranjero que la de consejero político de Nicolás Maduro, ¡un desprestigiado sátrapa de quinta categoría!

Posted in Uncategorized | Leave a comment

China y Rusia: los mayores beneficiados

Carlos Rodríguez Nichols

El abandono de Washington al pacto ambiental, la amenaza de una guerra comercial y el menosprecio a la alianza transatlántica han causado graves fricciones entre la primera potencia y el viejo continente. Debido a falta de confianza y coherencia de la primera potencia mundial, las naciones europeas lideradas por Francia y Alemania se han viso en la necesidad de construir puentes con Rusia y China, coyuntura en la que Pekín y Moscú se consolidan como los mayores favorecidos. Ambas potencias abogan por la integración y globalización de los mercados en contraposición al proteccionismo aislacionista de la Casa Blanca.

El acercamiento europeo con el gigante asiático y el Kremlin se fortaleció a raíz de la salida de Estados Unidos del tratado de seguridad nuclear con Irán, y las sanciones impuestas por Washington a todos aquellos que negocien con el régimen islamista. Medidas, en detrimento de los esfuerzos diplomáticos, antagónicas a los convenios multilaterales establecidos por los líderes de las naciones más poderosas de la Tierra. En otras palabras, una arbitraria defenestración del orden internacional resultado de las carentes herramientas diplomáticas del mandatario estadounidense. Impericia presidencial sumada a la beligerancia de los asesores del presidente, los otrora autores intelectuales de la invasión a Irak durante la gestión Bush: el gran fiasco de la historia castrense de Estados Unidos causante de la mayor desestabilización de Oriente Medio hasta la fecha.

La actual Administración estadounidense ha demostrado una categórica inmadurez política desde todo ángulo que se mire, pero, ante todo, incapacidad de negociación en la arena internacional. Después de diez y siete meses en el poder, el inquilino de la Casa Blanca, aparte de echar por tierra los pactos instaurados por las administraciones anteriores, no ha sido capaz de proponer nuevos acuerdos o al menos plantear enmiendas a los pactos establecidos. Se ha dedicado a destruir tratados comerciales y menoscabar la relación diplomática con antiguos aliados. Ejemplo de esto es la tilinte relación vigente con México, Canadá y las naciones miembros de la Alianza del Pacífico, y la deteriorada cercanía con Berlín, Paris y Londres, los históricos socios de Estados Unidos en seguridad y materia económica desde la Segunda Guerra Mundial.

La forma de gobernar del actual ocupante de la casa presidencial estadounidense marcada por insultos, chantajes, fanfarronadas y frecuentes cambios de opinión, comprueba la desdibujada estabilidad emocional del Jefe de Estado, requisito indispensable para orquestar la política intercontinental. Especialmente, cuando se trata de pactos con naciones nucleares en los que un error humano puede ocasionar un desequilibrio global a gran escala. A todas luces, una narrativa carente de cualquier planificación a largo plazo. No hay prueba más contundente de esto dicho que la desquiciada agenda de cara a la supuesta reunión el próximo doce de junio en Singapur, la cual gira alrededor de insultos, alabanzas y vaivenes. Política pendular que eleva la incertidumbre global en el campo diplomático, comercial y seguridad internacional.

Es vergonzosa la relación establecida entre los mandatarios de Estados Unidos y Corea del Norte basada en mutuas injurias, agravios y mofas. Resulta inconcebible que dos Jefes de Estado con capacidad atómica al borde de un conflicto nuclear revoquen la asistencia al encuentro, y, veinticuatro horas después se retracten ensalzando a su contrincante. Signos de inmadurez política teñida de irresponsables hechos y desechos discursivos desmerecedores del respeto y seriedad que se espera de figuras de Estado con poder de destrucción masivo. El joven dictador coreano no oculta su risa sarcástica e irónica. Se burla constantemente del presidente estadounidense dándole, al histriónico personaje neoyorkino, del venenoso brebaje para alimentar su patológico ego. Al punto que, desde abril, dos meses antes del supuesto encuentro entre ambos mandatarios, el Comandante en Jefe y sus bases electorales ya soñaban con el Premio Nobel de la Paz. ¡Un absoluto desvarío, como aquellos que imaginariamente se gastan el dinero del premio mayor sin ni siquiera haber comprado el billete de lotería! Se vale soñar, nadie ha dicho lo contrario, siempre y cuando no se ponga en peligro el futuro del planeta y de la humanidad.

Ante este disparatado teatro del absurdo, China y Rusia siguen al pie de la letra cada movimiento desplegado en la península coreana. Región en la que ambas potencias tienen mucho que ganar y no están dispuestas a perder un ápice de poder. Sin duda, cada acción y reacción de Pyongyang está monitoreada por Pekín en cercana relación con Moscú. Por eso, la supuesta reunión en Singapur no se limitará únicamente a la presencia de los equipos de Washington y Pyongyang, contará también con la participación solapada y silenciosa de los estrategas chinos y rusos interesados en obtener el mayor rédito posible frente a Estados Unidos, el rival y acérrimo adversario de todos los tiempos.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment