Donald Trump: la caída de un “dios”

Carlos Rodríguez Nichols

Donald Trump ha suscitado, a lo largo de las últimas décadas,  posiciones controversiales en el ámbito empresarial, social y político. El hecho de descender de un acaudalado empresario inmobiliario y haberse graduado de una reconocida escuela de negocios norteamericana, le posibilitó a esta polémica figura consolidarse como un exitoso desarrollador de la construcción.

No obstante,  su estridente apariencia y su histriónica personalidad siempre lo alejó del perfil de los exitosos empresarios y financistas procedentes de prestigiosas  universidades estadounidenses. Lo que más dista al magnate neoyorkino del resto de esta estirpe de poderosos capitalistas es su personalidad ostentosa que, en todo caso,  se asemeja a la vulgaridad y tosquedad del mundo de la farándula, la mafia y la nueva aristocracia de los reyes del narcotráfico.

Pero, más allá de la inelegancia de este grosero personaje, llama la atención su capacidad de construirse y destruirse a sí mismo al trastocar continuamente la cima y el abismo.Tuvo la lucidez para cimentar un imperio pero también vivir la bancarrota empresarial. Asimismo, tuvo la habilidad para fabricar un guión político demoledor capaz de aplastar las aspiraciones presidenciables de respetables actores  en el ámbito público, hasta caer en el desprestigio dentro de su propio partido y a nivel internacional.

Aquí, cabe preguntarse qué de su realidad subjetiva o de su desbocada personalidad lo lleva a esa feroz caída. Obviamente, el hecho de descender de un padre adinerado y haber pasado por las aulas de Warton, no le proporcionaron la mesura que se requiere para ser el comandante en jefe de la primera potencia del mundo. La historia ha demostrado que no hay nada más peligroso que un inexperto liderando las políticas de Washington; una realidad que afecta al resto de las naciones mundiales.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

About Carlos Rodríguez Nichols

Soy Carlos Rodríguez Nichols
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s